Nuestro trabajo

AIDA trabaja junto con grupos locales para reunir equipos multinacionales de abogados y científicos, y así enfrentar una gama de crisis ambientales y de derechos humanos. Éstas incluyen la disminución de los recursos de agua dulce, la proliferación de sustancias tóxicas, el cambio climático y la reducción de la biodiversidad vulnerable, entre otras.

Los esfuerzos de AIDA se dividen en cinco líneas estratégicas:

Derechos humanos y ambiente.

La integridad ambiental y la salud humana son dos caras de la misma moneda. AIDA trabaja para establecer la relación entre la degradación ambiental y los daños a las comunidades más pobres del continente americano. Cuando los grandes negocios extraen recursos naturales o desarrollan infraestructura, la población local queda frecuentemente con agua y aire contaminados y sin ningúna posibilidad para alimentar a sus familias.

 

Biodiversidad marina y protección costera.

Los ecosistemas marinos son de los recursos ambientales más amenazados en el continente americano. AIDA trabaja para implementar estrategias legales, administrativas y políticas que ayuden a proteger las especies en peligro, fomentar la extracción sostenible de los delicados recursos marinos y la protección de las áreas costeras que proveen un hábitat esencial para la biodiversidad amenazada y las comunidades humanas.

 

Cambio climático.

El calentamiento global es la amenaza más sistemática y con mayor ámbito de influencia a la integridad ambiental. AIDA ha ampliado sus esfuerzos para incluir el trabajo en cambio climático, con un enfoque en el desarrollo de herramientas legales y marcos regulatorios que ayudarán a que las sociedades humanas avancen hacia el uso de fuentes de energía sostenibles y la protección de los más perjudicados por el incremento en los niveles del mar y el cambio en los patrones del clima.

 

Agua dulce.

El agua limpia es una piedra angular de la salud humana y la integridad ambiental. AIDA implementa estrategias legales para proteger los ecosistemas que funcionan como recursos vitales de agua dulce para la biodiversidad y para las comunidades cercanas. Trabaja además para prevenir que las empresas contaminen fuentes de agua dulce con sustancias tóxicas.
 

 

Fortaleciendo la gobernanza ambiental y la participación pública.

Un cambio fuerte y duradero es el que viene de abajo hacia arriba. AIDA trabaja para fortalecer capacidades en Latinoamérica al educar a los tomadores de decisiones, distribuir información entre organizaciones no gubernamentales, y construir alianzas con comunidades y abogados que están trabajando por la protección ambiental. Trabajamos por proteger la habilidad del público para participar significativamente en decisiones ambientales importantes.