La represa hidroeléctrica Belo Monte

Río Xingú, Brasil.

Río Xingú, tributario del Amazonas, Brasil. Crédito: André Solnik/Creative Commons.

Pará, Brasil

Para português, clique aqui

Belo Monte será la tercera represa más grande del mundo, construida en uno de los ecosistemas más importantes del planeta: el bosque tropical del Amazonas. Ubicado sobre el río Xingú en Pará, un estado del norte de Brasil, el embalse cubre 500 kilómetros cuadrados de bosque y tierras de cultivo, un área del tamaño de Chicago. Para la población de la cuenca del Xingú, la construcción de Belo Monte ha significado perder el acceso al agua, la alimentación, la vivienda, el trabajo y el transporte. Al menos 20,000 personas han sido desplazadas.

El Gobierno y el consorcio a cargo del proyecto construyeron la represa sin consultar primero a las personas de la zona, muchas de las cuales son indígenas. Pasaron por alto la normativa internacional de derechos humanos, la cual requiere el consentimiento previo, libre e informado de las comunidades indígenas afectadas. Brasil también incumplió las medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, las cuales estaban destinadas a proteger la vida, salud e integridad de las comunidades.

información sobre la represa Belo Monte

¿Qué hace AIDA?

AIDA continúa representando a las personas y comunidades afectadas en su búsqueda para que el Gobierno de Brasil se haga responsable de los daños causados a sus vidas.

En 2011, AIDA y organizaciones aliadas de Brasil solicitaron medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Cuatro años después, el 21 de diciembre de 2015, la Comisión finalmente abrió el caso a trámite.

Ha comenzado un proceso de litigio en el cual Brasil debe responder a las denuncias de violaciones de derechos humanos contenidas en la petición, y en el cual AIDA mantendrá a la Comisión al tanto de la situación actual.

Después de considerar toda la evidencia, la Comisión puede emitir recomendaciones para que Brasil repare las violaciones. Si Brasil incumple, la Comisión también puede remitir el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. La Corte tiene la facultad de emitir un fallo que condene a Brasil por violaciones de derechos humanos y recomendar reparaciones.

AIDA también está generando presión internacional sobre Brasil al informar del caso al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

OTRAS ACCIONES

  • Expediente de hechos:

información sobre la represa Belo Monte

See Also: 

Related AIDA Work: 

Partners: 

Related Blog Posts

Related Reference Documents