El fracking se extiende a Latinoamérica

América Latina

¡CONSULTA NUESTRO INFORME!

Fracking es la abreviatura de fracturación hidráulica, un proceso usado para extraer petróleo y gas natural de reservorios históricamente inaccesibles.

El fracking ya se ha extendido en el Norte global, pero en América Latina recién comienza. Los gobiernos le están abriendo sus puertas sin entender sus impactos y riesgos, y sin consultar a las comunidades afectadas. Muchas comunidades se están organizando para prevenir o detener los impactos del fracking, los cuales afectan sus derechos humanos fundamentales. Pero en muchos casos necesitan apoyo técnico y legal.

¿Qué es exactamente el fracking y cuáles son sus impactos?

Un pozo recto es perforado en la tierra a gran profundidad. Luego la perforación da una curva y gira horizontalmente, creando un pozo en forma de L. El fluido del fracking —una mezcla de agua, químicos y arena— es bombeando dentro del pozo a muy alta presión, fracturando las capas de la roca de esquisto por encima y debajo del pozo. El gas o petróleo atrapado en la roca sube a la superficie junto con el fluido.

La sopa química —ahora contaminada también con metales pesados e incluso elementos radioactivos subterráneos— es vertida frecuentemente en estanques sin revestimiento. Puede filtrarse en acuíferos y desbordarse hacia arroyos, envenenando fuentes de agua para personas, agricultura y ganadería. El gas también puede filtrarse de la roca fracturada hacia acuíferos. Como resultado, el agua que fluye de grifos domésticos puede arder en llamas. Otros daños documentados incluyen agotamiento de suministros de agua potable (por todo el fluido), contaminación del aire por la perforación y las plataformas de bombeo, grandes emisiones de metano que agravan el calentamiento global, terremotos y daños a la salud que incluyen cáncer y defectos congénitos.

¿Qué hace AIDA?

AIDA es parte de la Alianza Latinoamericana Frente al Fracking, la cual ayudamos a coordinar. Brindamos conocimientos jurídicos a docenas de organizaciones afiliadas de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, México, Perú y Uruguay. Trabajamos con la Alianza para:

  • Identificar operaciones de fracking en la región, sus impactos, comunidades afectadas y respuestas de la sociedad civil.
  • Apoyar estrategias de defensa locales, nacionales e internacionales, incluyendo litigio, para asegurar que los gobiernos apliquen el principio de precaución a las propuestas de fracking.
  • Organizar talleres y seminarios virtuales sobre los impactos del fracking.
  • Llevar a cabo una campaña de alcance regional para educar a responsables de formular políticas y al público en general. 

See Also: 

Related Blog Posts

Related Reference Documents